Entrevista a Sasha Evers: “La renta fija siempre será la clase de activo principal para los inversores con un perfil conservador”

Sasha Evers, director general de BNY Mellon Investment Management para Iberia y Latam, nos habla en una entrevista sobre renta fija. En ella Evers, nos da algunas claves para entender algunos aspectos a la hora de invertir en este tipo de activo. Cuáles son las tendencias, y cuáles son las oportunidades actuales sobre las emisiones de deuda. El director general, también participará en la mesa redonda titulada “¿Hay oportunidades en la renta fija?“, en la próxima Edición de EFPA Congress 2018, que tendrá lugar en Sevilla el próximo 25 y 26 de octubre.

 

¿Qué factores básicos debe tener en cuenta un inversor particular a la hora de contratar un producto de renta fija?

 

Los inversores particulares deben tener en cuenta los siguientes factores:

 

  1. La duración del fondo y la duración del índice de referencia del fondo. La duración mide la sensibilidad a los tipos de interés. Cuanto más duración tenga un fondo, más sensible será a las variaciones, al alza o a la baja, de los tipos de interés. En un entorno de subidas de tipos, los fondos con más duración probablemente registrarán mayores pérdidas que aquellos con menos duración. Por el contrario, en un entorno de bajadas de tipos, contar con más duración suele generar mayores ganancias.
  2. La exposición del fondo a crédito y la calidad de ese crédito. Un fondo que invierta únicamente en crédito con grado de inversión (es decir, con una calidad crediticia entre AAA y BBB-) ofrecerá rentabilidades más bajas pero, normalmente, también será menos arriesgado que un fondo que solo invierte en crédito de alto rendimiento o high yield (calidad crediticia entre BB+ y CCC-). Los inversores pueden evaluar la exposición general del fondo a crédito para hacerse una idea de la calidad crediticia.
  3. La exposición del fondo a deuda gubernamental vs. deuda corporativa.
  4. La exposición del fondo a mercados emergentes vs. mercados desarrollados.

 

En el contexto actual, ¿qué oportunidades encontramos en renta fija gubernamental?

 

Es importante recordar que los mercados mundiales de deuda gubernamental siempre ofrecen oportunidades de inversión. Hablamos de mercados enormes y líquidos en los que participan cientos de emisores. En el contexto actual, resulta más difícil encontrar oportunidades de inversión atractivas en los mercados de bonos gubernamentales desarrollados a consecuencia de las ingentes cantidades de liquidez inyectadas por el BCE, el Banco de Japón y otros bancos centrales de mercados desarrollados, que han provocado un aumento de los precios de los bonos y una caída de las tires. Un bono a diez años del gobierno alemán, que ofrece una rentabilidad de aproximadamente 35 puntos básicos, no resulta atractivo en un entorno en el que la inflación básica roza el 2% en Alemania.

 

Ahora mismo, las mejores oportunidades se encuentran en aquellos mercados cuyos bancos centrales han iniciado el proceso para drenar el exceso de liquidez (como en EE. UU.) o en aquellos donde las inyecciones de liquidez no han sido tan necesarias (como en los mercados emergentes). En el caso de los mercados emergentes, podemos encontrar deuda gubernamental de países que combinan unas rentabilidades reales atractivas con unos fundamentales sólidos (Rusia, México, Brasil, Indonesia). La selección de países es importante, al igual que tener presentes los riesgos políticos.

 

¿Cuáles son las tendencias de inversión más marcadas sobre deuda corporativa?

 

La característica más destacada de los mercados mundiales de crédito es que los diferenciales de crédito (la diferencia entre lo que pagan los emisores de deuda corporativa y los emisores de deuda gubernamental de calidad equivalente) son, por lo general, muy estrechos. Los inversores prácticamente no están recibiendo una compensación adicional por invertir en deuda corporativa. A medio plazo, no vemos mucho margen para que los diferenciales continúen estrechándose. Sin embargo, ahora mismo tampoco existen muchos catalizadores para que los diferenciales se amplíen, teniendo en cuenta el crecimiento mundial sincronizado y las bajas tasas de impago. En nuestra opinión, la mayor parte de la rentabilidad en crédito procederá del cupón que paguen los emisores. Como ahora mismo esos cupones están en niveles anormalmente bajos en los mercados desarrollados, los inversores deben esperar unas rentabilidades más bien modestas.

 

¿Qué cabe esperar de los bancos centrales en los próximos meses y cómo afectará a la inversión en renta fija?

 

Ahora mismo, los bancos centrales mundiales se encuentran en momentos diferentes. Mientras que la Fed estadounidense está aumentando sus tipos de interés y reduciendo su balance, el BCE ha anunciado que pondrá fin a su programa de compra de bonos a finales de este año y que podría empezar a subir tipos en el tercer o cuarto trimestre de 2019 y el Banco de Japón mantiene su política monetaria expansiva prácticamente sin variaciones. Estas divergencias podrían generar volatilidad tanto en los mercados de divisas como en los de renta fija y crean oportunidades de inversión para los gestores de renta fija con un enfoque activo.

 

¿Hasta qué punto podemos considerar que la renta fija es un activo para inversores con un perfil conservador?

 

La renta fija siempre será la clase de activo principal para los inversores con un perfil conservador, incluso en un entorno de bajos tipos de interés como el actual.