Entrevista a Susana Criado, encargada de presentar EFPA Congress de Sevilla

Susana Criado, una las periodistas económicas más importantes de este país, será la encargada de presentar EFPA Congress de Sevilla. Ella, mejor que nadie, conoce las inquietudes, retos y desafíos a los que se enfrentan todos los actores de la industria financiera, con los que habla cada día en su programa Capital de Radio Intereconomía. Para Criado, concienciar al ahorrador que debe dar un paso hacia la inversión y la adaptación a MiFID II son los dos retos a los que se enfrenta el sector financiero. Sobre la nueva regulación, la periodista explica que “MiFID II permitirá que los buenos gestores y los buenos asesores brillen más y acabar con el asesoramiento y gestión mediocres”.

• ¿Cómo ve el panorama general de la economía española para los próximos años? ¿Existen verdaderas alertas como para temer un estancamiento de nuestra economía?

 

Sí que hay alertas. No lo digo yo, lo vienen advirtiendo distintos organismos internacionales y nacionales. Desde BBVA Research hasta Fedea pasando por el Banco de España, Funcas…Todos ellos advierten de una ligera desaceleración en el crecimiento. Se palpa ya en el consumo. Es muy significativo que las ventas en el comercio textil han caído un 3% en los últimos 3 meses, el menor ritmo en la creación de empleo, en el vigor de las exportaciones… Son señales que indican que crecemos a un ritmo menos intenso que hace un año.

 

• Usted que conversa cada día con todos los actores del sector financiero, ¿cuál es el principal reto al que se enfrenta la industria financiera en el futuro?

 

Quizás MiFID II. El adaptarse todos los actores del sector -bancos, gestoras, distribuidores. asesores y también clientes- a la nueva regulación. Además de la nueva regulación nos encontramos con el reto de concienciar al ahorrador que debe dar un paso hacia la inversión, si no quiere que la inflación y los bajos tipos de interés se coman su patrimonio. Para ello, es necesario una buena dosis de información y formación financiera: aquí los asesores juegan un papel muy importante.

 

• ¿Cómo ve el asesoramiento financiero en España? ¿Están los profesionales al mismo nivel que en otros países de nuestro entorno?

 

Creo que en los últimos años han pasado del “necesita mejorar” al “progresa adecuadamente”. Están mucho más formados y se adaptan realmente a lo que necesita el cliente en cada momento de su ciclo de vida y de ahorro. Han dado un paso importante en su nivel de formación y en la calidad de asesoramiento, pero no pueden ni deben bajar la guardia. Los mercados se lo exigen cada día, las nuevas herramientas de inversión también y ¡cómo no! el cliente que demanda calidad, independencia y diversificación de activos y de mercados.

 

• En este sentido, ¿cuál creo que es la clave para que los clientes valoren la labor que realizan los asesores?

 

Constancia, coherencia, estar pegado al cliente en los momentos buenos de mercado y en los menos buenos. Conocerle a él, sus necesidades, sus ingresos, sus expectativas… En definitiva, ponerse en sus zapatos y caminar con él. La confianza es lo más importante y esa se gana con tiempo, trabajo, constancia y coherencia.

 

• ¿Cómo ve la aplicación (a falta de transposición) de la normativa MiFID II? Con tanto retraso, ¿cree que España corre el riesgo de perder una oportunidad de oro?

 

Yo lo vivo desde mi atalaya en Radio Intereconomía y escucho a profesionales desde hace meses hablar del coste humano y económico de la regulación, pero todos ellos entienden que mejorará la calidad del asesoramiento. MiFID II permitirá que los buenos gestores y los buenos asesores brillen más y para acabar con el asesoramiento y gestión mediocres. Es, por tanto, una oportunidad para los buenos gestores y para los buenos asesores.

 

• ¿Existe una verdadera conciencia en el ahorrador español sobre la necesidad de ahorrar para la jubilación?

 

Me temo que aún no. Quizás porque hemos invertido siempre en ladrillo y entendemos mejor la compra de un piso en la calle Serrano de Madrid que la construcción de una buena cartera de fondos, quizás porque hemos estado acostumbrados hasta hace no muchos años a las altas rentabilidades de los depósitos; o quizás porque confiamos demasiado en “papá Estado” y no queremos asumir responsabilidad individual… Todavía queda mucho por hacer. ¡Y en eso estamos todos los que formamos parte de esta industria desde hace tiempo!