¡Visitas Imprescindibles que no te puedes perder!

Los monumentos más emblemáticos de la ciudad: la Catedral, la Giralda, los Reales Alcázares.

La Catedral de Sevilla es el mayor templo gótico del mundo y el tercero más grande de la cristiandad. Su interior es majestusoso: donde se puede ver el retablo mayor y la tumba donde reposan los restos de Cristóbal Colón.

La torre de la giralda o la giralda es una de las mayores atracciones de Sevilla. Esta torre representa casi 800 años de historia española y ha resistido conquistas, revoluciones y guerras.

Los Reales Alcázares son una visita obligada. Es el palacio real habitable más antiguo de Europa, y recientemente encarnó el reino de Dorne para la célebre serie Juego de Tronos.

La Torre del Oro 

Es una torre albarrana situada en el margen izquierdo del rio-guadalquivir, en la ciudad de Sevilla, junto a la plaza de toros de la Real Maestranza. Su altura es de 36 metros. Cerraba el paso al Arenal mediante un tramo de muralla que la unía con la Torre de la Plata, que formaba parte de las murallas de Sevilla que defendían el Alcázar. Es una torre formada por tres cuerpos, El primer cuerpo, dodecagonal, fue construido entre 1220 y 1221 por orden del gobernador almohade de Sevilla, Abù l-Ulà. Parece que debe su nombre “Torre del Oro” a los reflejos dorados que producían los azulejos que la recubrían en su tiempo.

La Plaza de España

Se encuentra en el Parque María Luisa, se construyó como edificio principal de la Exposición Iberoamericana de 1929 y en sus bancos están representadas todas las provincias de España. Una plaza que además ha servido como escenario de cine en numerosas ocasiones: la saga Star Wars la convirtió en el palacio de la Reina Amidala.

Metropol Parasol

Bautizado por la ciudad como Las Setas. Se trata de un vanguardista espacio, diseñado por Jürgen Mayer, que presume de ser la estructura de madera más grande del mundo. Desde su mirador disfrutarás de unas vistas sensacionales de la ciudad. Además, en este espacio puedes bajar al Antiquarium, un espacio museístico subterráneo que esconde magníficos mosaicos romanos.

Barrio Santa Cruz

Dentro del distrito del casco antiguo de la ciudad y correspondiente a la zona donde se ubicaba la Judería, se encuentra el barrio más famoso de Sevilla: Santa Cruz. Calles laberínticas y estrechas para crear corrientes de aire fresco y evitar el abrasador sol del verano hispalense, donde deambular es un deleite para los sentidos; barrio de innumerables historia y leyendas, donde anduvo el imaginario D. Juan Tenorio, se hospedó el norteamericano Washington Irving o el extraordinario pintor Murillo vivió gran parte de su vida.

Parque María Luisa

Declarado Bien de Interés Cultural, se inauguró el 18 de abril de 1914 con el nombre de Parque Urbano Infanta María Luisa Fernanda en honor a la donación que hizo ésta de los terrenos pertenecientes al jardín privado del Palacio de San Telmo. Se contrató al paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier para las obras de jardinería, transformándolo en un magnífico parque público, con espacios monumentales y de ocio. Los jardines reflejan influencias de la Alhambra, el Generalife y el Retiro de Madrid, entre otros, pero respetando la arboleda existente. Es imprescindible pasear junto a la Fuente de los Leones o el Estanque de los Lotos.

Plaza de Toros

La plaza de toros, propiedad de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, es todo un emblema para el pueblo sevillano. Considerada la plaza más importante y con mayor tradición taurina de España, la denominada “Catedral del Toreo”  se comienza a construir en 1760, en una elevación cercana al río Guadalquivir llamada monte del Baratillo, sustituyendo a otra anterior de madera.

La visita al Museo Taurino es otro de los atractivos que también puedes encontrar aquí; pinturas, grabados, carteles, cabezas de toros y trajes de toreros además de capotes y otras curiosidades hacen que la visita sea muy interesante. Como colofón recomendamos pasar por la Capilla de los Toreros y las Cuadras de Caballos Rejoneadores, será la guinda para una visita extraordinaria al Coso del Baratilllo, uno de los monumentos más reconocidos de Sevilla

Barrio de Triana

Si hay un barrio popular en Sevilla ese es Triana. Al otro lado del Guadalquivir, se hace imprescindible cruzar el Puente de Triana y respirar el ambiente de sus calles y el arte de sus vecinos. Son dignas de ver, entre otros, la Plaza del Altozano, el callejón de la inquisición, el Mercado de Triana, la Iglesia de Nuestra Señora de la O y la calle Betis.

Casa de Pilatos

Un palacio de estilos mudéjar y renacentista considerado como el mejor edificio nobiliario andaluz y donde actualmente viven los duques de Medinacelli. Un magnífico lugar para admirar la arquitectura andaluza. Este palacio nace en el último cuarto del s. XV fruto de la unión de los linajes de Enríquez y Ribera. A lo largo del s. XVI, como consecuencia de la intensa relación que con Italia mantienen  sus miembros más relevantes, experimenta profundas transformaciones y asume el papel de tamiz por el que las nuevas formas y gustos del Renacimiento penetran Sevilla

Archivo de Indias

Este archivo, también nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue creado por el Rey Carlos III en 1785 para archivar toda la documentación referente a las colonias españolas. Conserva cientos de mapas, dibujos y documentos de varias épocas. Si os gusta la historia y los vestigios escritos este es vuestro sitio ya que es el centro de investigación absoluto sobre la historia de América.